SEMANAS 3
¡Bueno días! 🙂
Hoy me he puesto en píe, es un nuevo día, nuevas oportunidades y cosas buenas están tocando la puerta, abro sin preguntar, ciega de lo que me espera al otro lado. Estoy armada, mis estímulos los tengo pegados en las paredes mentales que se expanden a grandes escalas, cada vez que abro una nueva puerta, algunas visitas son buenas o tras no tanto, pero de todas he aprendido a evaluar mis estrategias y concretar cuáles son mis prioridades.
No les voy a negar que cuando abrí la primera puerta del fracaso, me deprimí mucho, pensé en no abrir más puertas, fue un sentimiento tan profundo de desilusión, similar a cuando te rompen el corazón, luego medite, y me di cuenta de que no era el fin del mundo, comencé a observar mi entorno y descubrí más puertas y fui abriéndolas mientras me hacia una sola pregunta ¿cómo evaluarlas?, ¿cómo saber cuál es la puerta correcta?, y después de que la encontré, después de que abrir tantas puertas, donde algunas ni me abrieron, surgieron más preguntas, y mi mente algo caótica e inquieta, fue aprendiendo a aplicar lo que la academia me enseño, esas cátedras, enseñanzas y moralejas de teorías del marketing, comenzaron a tener forma en lo que conocemos como Personal Branding(P.B.)
¡TODOS, ABSOLUTAMENTE TODOS, LO NECESITAMOS!
Nuestra vida diaria, como nos mostramos a los demás y como queremos que nos vean, se trata de esto, y no es un secreto, no es la clave del éxito, pero seguramente te va a ayudar a que más puertas se abran y pocas se cierren con llave. Antes de definir nuestro P.B., tenemos que  determinar nuestro F.O.D.A. o D.O.F.A., para conocer nuestras coyuntura en el campo que nos vayamos a enfocar, pero… ¿cómo especificarlo?… La única verdad absoluta, tenemos que ser sinceros con nosotros mismo, al momento de describirnos como persona, profesional, amigo, familiar, etc… No basta con mirarnos al espejo, tenemos que ser conscientes de cuál es nuestro PLUS, que nos diferencia, así mismo, debemos reconocer nuestro hándicap, lo que nos pone en desventaja frente a la competencia y al entorno.
He leído muchos artículos sobre “la claves del éxito”, muchos clichés explicándonos como ser exitosos y sobre pasar nuestras expectativas; la ley de la atracción, es una de las que me llama la atención, creo en ella a ciegas, considero que una mente positiva atrae cosas buenas, una mente recursiva nunca se rinde, una mente curiosa siempre aprende, el poder está en lo que enfoques tu energía, tu psique, y esto va de muy de mano con lo que hablamos antes, ERES LO QUE PIENSAS, podemos decir muchas cosas pero la última verdad, la absoluta, está dentro de ti y eso es lo que vas a transmitir al final.
TOP