¿QUÉ NO HAY QUE HACER CUANDO ERES EMPRENDEDOR?

SEMANAS 5

Soñamos con este momento, tantas noches en vela tenían que valer la pena, miles de artículos escritos y elegimos una decena por el simple hecho de que no todos están perfectos para ser publicados (aún). Mi querido lector, usted que entro a leer este fragmento de mi vida como emprendedora, y que seguramente lo hizo por la curiosidad de saber qué es lo que NO hay que hacer, ya que encontramos millones de artículos en internet sobre “cómo alcanzar el éxito”, pero pocos nos dicen que NO hay que hacer; hoy me siento inspirada y me motivo el hecho de encontrar afinidad en un artículo que leí el día de ayer en TUMBLR sobre este tema, aprovechando la oportunidad quiero compartirlo con usted.
De ante mano, quiero que sepa que el trabajo del emprendedor se fundamenta en la organización y la eliminación de la procrastinación en su vida, debe liberar su mente de los pensamientos que lo alejen a su objetivo, es un sueño y tiene que luchar por él, depende de esto si llega o no la primera meta. Créame, cuando lo logre y comience a ver los resultados del esfuerzo, de las agotadoras noches va a descubrir que cada segundo valió oro, que aunque invirtió tiempo y dinero valioso y que pudo haber gastado en otras cosas, usted ahora podrá convertir todo eso en un tangible que le retribuirá quizas el 50, 100, 200 o 300 por ciento.
Siéntese cómodo y analícese, y piense: ¿qué está haciendo mal?
  1. Intentar vivir del negocio: un negocio nuevo es como un bebe recién nacido y como un bebe requiere nutrirlo, cuidarlo y protegerlo. Sin embargo la mayoría de las personas intentan que el recién nacido cubra todos sus gastos personales desangrando el negocio. La teoría tradicional dice que un negocio empieza a entregar utilidades después de 3 años. Desde mi experiencia y si el negocio se planeo bien desde el principio es posible lograr punto de equilibrio después de 1 año. Antes de eso no se debe sacar dinero del negocio sino invertir y reinvertir todo lo que esté de para asegurar su crecimiento. Por eso yo le sugiero a mis clientes que no renuncien a sus empleos sino que construyan sus negocios en su tiempo libre y solamente renuncien cuando su negocio de utilidades mínimo 4 meses seguidos iguales o mayores a su salario.
  2. Pretender Venderle a todo el Mundo: La mayoría de las personas asume erróneamente que su producto o servicio va a ser bien aceptado por todo el mundo o bien desgastan sus recursos en tratar de convencer a todas las personas de que adquieran su producto o servicio. Este es uno de los factores que alimenta el mito de que se necesita muchísimo dinero para iniciar un negocio y obvio cuanto dinero necesitaría para tener publicidad en televisión, radio o anunciarme en el periódico más importante de mi país?. Esto no es necesario, dentro de los procesos de coaching con mis clientes lo primero que hacemos es definir el cliente ideal y una vez definido escogemos un producto o servicio que este cliente ideal aprecie,este dispuesto a pagar y tenga la capacidad de pagar el precio que yo decido cobrar. Al tener segmentos de clientes definidos mis esfuerzos en marketing y publicidad son menores y más eficientes haciendo que presupuestos mensuales de 100 dólares sean suficientes.
  3. Iniciar El Negocio Por Las Razones Equivocadas: Una de las diferencias radicales entre la mentalidad de empleado vs empresario es que como empleados nos enseñaron a ser egoístas y sólo pensar en nuestro beneficio personal. Los empresarios en cambio pensamos en el beneficio que vamos a dar a nuestros clientes. Como nuestro producto o servicio va a mejorar la vida de aquellos que toque. Nosotros los empresarios no hacemos negocios para ganar dinero (beneficio personal mentalidad empleado/egoísta) sino en aportar valor a la mayor cantidad de personas posibles (beneficio de otros) el dinero entendemos los empresarios es consecuencia de servir a otros y entre más personas sirvamos más dinero recibiremos.
FUENTE: EVA COACHING

About the author: Roulnetworking

Leave a Reply

Your email address will not be published.