“La repercusión del comportamiento egoísta de un agente en un sistema ya establecido”,  esta vendría siendo la definición de lo que se demonio en materia de juego a el Precio de la Anarquía, termino utilizado por primera vez por Koutsoupias y Papadimitriou. Un evento constante en la sociedad, que busca ser solucionado (algoritmo de aproximación), considerándose como un factor negativo e influenciador en el comportamiento óptimo del los otros agentes,

Carlo Ratti y Dirk Helbing – Project Syndicate, asocian este comportamiento con la BigData en su artículo “El valor de la anarquía”, donde señalan: —se requiere de una estrategia centralizada y vertical para mantener al margen a este tipo de agentes. Este modelo de ataque reducirá los costos de la anarquía, permitiendo: –que abarque todo el sistema, identifique cuellos de botella y haga cambios para eliminarlos–.

Como en un libro de ciencia ficción,  desde la llegada de la era digital, donde ahora nuestros intereses y gustos están definidos por códigos (una analogía a libro: ‘memoria del mundo’ – Italo Calvino), los cuales almacenan las grandes multinacionales; se ha convertido en una necesidad fundamental para las mismas, administrar esta información donde las métricas son cruciales para mantener un equilibrio y no permitir que el precio de la anarquía, tome las riendas, colapsando el sistema.

Esta estrategia de neutralizadora en los agentes (Equilibrio de Nach), representa así mismo, la gestión diaria de los comportamientos en el sistema, que aunque normalmente va conectada, representa el rastro que va dejando nuestro ente digital en su trayecto dela búsqueda, el cual, puede desviarse y mostrarnos paisajes diferentes, aunque asociados en algún componente de nuestro ADN artificial,  que se resume en algoritmos que la Matrix va tejiendo, por ello, que al realizar una cantidad de compras x, el sitio nos va a lanzar publicidad de interés frente a nuestros antecedentes como cliente, donde posiblemente encontremos también relevantes que aunque no representan un mismo objeto, se anticipan y nos proponen cosas que tal vez podríamos estar interesados en comprar, he ahí la anarquía.

Para concluir y citando el artículo fuente, El tiempo:

La toma de decisiones descentralizada puede crear sinergias entre la inteligencia humana y la inteligencia artificial mediante procesos de coevolución natural y artificial. Y esta inteligencia mixta podría reducir la eficiencia a corto plazo, pero, en definitiva, conducirá a una sociedad más creativa, diversa y resiliente. El precio de la anarquía es un precio que vale la pena pagar si queremos preservar la innovación a través del hallazgo fortuito.” (Lea el articulo completo aquí).

TOP